Seleccionar página

Entrevista a DANIEL PERAL LÓPEZ 

Colegiado número 60789

Premio extraordinario de la Universidade da Coruña

(Versión en gallego a continuación) 

 «Los cuatro años de estudios fueron los más felices de mi vida, aprendí y trabajé muy a gusto en la Facultad y puedo decir que la considero mi casa»

 «Volver a Ponferrada y dedicarme a la gestión deportiva es mi sueño, aunque en Galicia me siento muy querido y valorado» 

 «Asociarte para defender aquello en lo que trabajas es sentirte orgulloso de lo que eres» 

El pasado día 28 de enero nuestro colegiado Daniel Peral López recogía en el Paraninfo de la UDC el premio extraordinario del Grado de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, del que se hizo acreedor por su excepcional expediente académico. Daniel Peral llegó a la Universidad coruñesa desde su Ponferrada natal con un título de TAFAD debajo del brazo y una inquietud por continuar formándose en lo que más le gusta desde siempre: el deporte. En la actualidad colabora con Cecilia Carrara en las actividades de Marcha Nórdica en A Coruña, aunque complementa esta actividad con clases en el centro deportivo de La Solana y colaboraciones con la Asociación Galega de Xestores Deportivos (Agaxede) y el COLEF Galicia. Su sueño es volver a Ponferrada para dedicarse a la gestión deportiva.

-¿Qué significa para ti haber conseguido el premio extraordinario de Grado?

-Desde mi punto de vista es un reconocimiento a cuatro años de trabajo, pero no quiere decir que sea ni mejor ni peor entrenador, solo refleja que trabajé un poco más. Es importante ser humilde y no creer que este premio te convierte en el mejor. Para cursar la carrera tuve la suerte de contar con becas y mi objetivo era hacer lo que me mandasen y lo mejor posible. Ayudé a algunos compañeros y también me ayudaron a mí. Creo que fueron los cuatro años más felices de mi vida, aprendí y trabajé muy a gusto en la Facultad, y puedo decir que la considero mi casa.

-Llegaste a la carrera con una importante base de formación deportiva: un título de técnico de Animación de Actividades Físicas y Deportivas. ¿Qué fue lo que te motivó para cursar el grado universitario?

-Yo ya trabajaba en Ponferrada como TAFAD, concretamente en el área de Deportes del Ayuntamiento, y estaba muy contento, pero me di cuenta de que quería un poco más. Sabía que solo trabajando no iba a progresar, por lo que me plantee cursarlo y volver después a casa habiendo mejorado mi formación. Pero las cosas no están muy bien allí con el tema de la minería, así que de momento estoy en Galicia, donde me siento muy querido y valorado.

-Y trabajas mucho…

-Colaboro con Cecilia (Carrara) en las actividades de marcha nórdica en la Torre de Hércules: los martes y los jueves damos unas clases y nociones teóricas y los domingos se organiza una ruta por la zona de A Coruña y a veces por otros lugares como la Ribeira Sacra. También doy clases en La Solana y colaboro siempre que puedo con la Asociación Galega de Xestores Deportivos y con el propio COLEF (en los últimos meses fue el responsable de los calentamientos activos organizados por el COLEF en el Memorial Adolfo Ros y la carrera popular de San Xiao, ambos en Ferrol).

-En cuanto al deporte has practicado y practicas distintas disciplinas…

-Pues sí… fútbol, natación. Desde los 16 años trabajé como monitor de salvamento y socorrismo y el año pasado pude estar en Ponferrada coordinando las piscinas y resultó una experiencia muy buena.

-El presidente de Agaxede, nuestro colegiado Eduardo Blanco, jugó un importante papel en tu formación.

-La verdad es que el primer año, cuando llegué a la Facultad y conocí los contenidos de Gestión Deportiva y a Eduardo confirmé que mi idea era dedicarme a eso. Me gustaba mucho y estaba deseando que llegase el tercer curso para tener su asignatura. Cuando la estudié empecé a colaborar con Agaxede y en especial con la carrera alternativa que organizan, que es la actividad que más me gusta. Volver a Ponferrada y poder dedicarme a la gestión deportiva es mi sueño.

-Eres, además, un firme defensor de la colegiación profesional.

-Desde siempre. Tuve una profesora, Pepa, que siempre hablaba de la importancia del Colegio y de que los titulados universitarios defendieran su profesión. Y yo también creo que tenemos que ser nosotros los que nos ocupemos de todo lo relacionado con el deporte, porque somos los que “conocemos el producto que vamos a vender”. Si estamos unidos seremos mucho más fuertes, lo cual no significa que no haya formas diferentes de trabajar, que hay que respetar siempre, pero con gente formada. De todo el mundo se aprende algo. Asociarte para defender aquello en lo que trabajas es algo instintivo, es sentirse orgulloso de lo que eres.


X